Milagro Semprún: La música nos une en la amistad y el respeto

Continuando con nuestra gratificante labor de documentar las experiencias de nuestros coralistas, nos complace presentar hoy el testimonio de Milagro Senprún.

Milagro, conocida cariñosamente como “Milis”, ha sido una colaboradora excepcional y participante activa y silenciosa desde los inicios y la fundación de Cusib Global. Su dedicación ha perdurado a lo largo del tiempo, destacándose en lo que ha venido haciendo en los últimos casi 50 años de historia de nuestras corales: ayudar, estar allí, participar, documentar, entrevistar, chofer, apoyar, colaborar, y cantar de contralto. (ella misma lo aclara: “Afortunadamente”)

Aunque ella misma se sorprenda al considerar su historia lineal, quienes conocemos su amabilidad y compromiso sabemos que su contribución siempre ha sido fundamental e indispensable para nuestra comunidad.

Contamos con varios voluntarios para nuestro Bloguetín; sin embargo, hemos querido comenzar con este sencillo resumen escrito por ella misma.


Milagros Semprún

Mi historia es muy sencilla

Por Milagros Josefina Senprún Atencio.

Nací en Maracaibo,  estado Zulia, Venezuela y llegué a Caracas de 2 años con mi familia. Mi papá Reinaldo Senprún Arias, mi mamá Josefina Atencio de Senprún y mis hermanos Elsa y Reinaldo, todo gracias a la necesidad vital de mis padres de que estudiáramos  una carrera universitaria.

Gracias  a eso, mi hermana se graduó de Antropólogo en la UCV con Doctorado en Metodología de Investigación, yo me gradué  de Ingeniero Civil con especialidad  en Vialidad también en la UCV. Mi hermano  no pudo terminar  sus estudios de ingeniería porque a los 18 años le diagnosticaron esclerosis múltiple, enfermedad que lo fue deteriorando hasta los 33 años.

Después de graduarme trabajé en carreteras y autopistas en el Ministerio de Transporte por 8 años, lo que me llevó a viajar por varios lugares de  Venezuela,  cosa que me gustaba. Luego trabajé por 14 años en el Preescolar del Colegio San Luis, realmente fui feliz y además mis hijas estudiaban allí.

Mientras eso ocurría,  me casé con Jorge Sequera y tuvimos 3 hijas, Georgina, Odontólogo con Doctorado en Ortodoncia, actualmente en Panamá;   Milagros Valentina, Comunicador Social en medios audiovisuales con postgrado  de Cine en Praga, actualmente en Roma, y Alejandra,  diseñadora de modas actualmente  en Argentina.

Ellas son mi mayor fortuna y fortaleza y han aprendido el valor de la amistad gracias a todos mis grandes amigos de la CUSIB. 

A los 17 años entré en la Coral Creole, donde cantaba mi hermana, una experiencia maravillosa y cuando el profesor José Antonio Calcaño se retiró canté varios años en Música Antigua, dirigida por Ruth Gosewinkel, experiencia Coral Espectacular.  Cuando cantamos el Oratorio  de Navidad de Bach junto a la CUSIB en diciembre  del año 1975 le pedí al Maestro Alberto Grau entrar en la CUSIB,  aunque estudiaba  en la UCV y comenzó  mi recorrido con el primer ensayo  de enero de 1976.

Ruth de Gosewinkel

Foto cortesía de Stephan Gosewinkel

Si lo anterior fue maravilloso  y espectacular,  entrar a la CUSIB fue superlativamente mejor.

Sigo sembrada en el grupo y en Venezuela. 

A todos los que conozco y a todos los que me faltan por conocer espero verlos pronto, gracias a la magia de ser uno más de los afortunados integrantes de CUSIB  Global.


¨Dos caminos que se

convirtieron en uno¨

Por Ana Cristina Fábregas

Me contactaron hace unos días para preguntarme si quería y podía escribir unas palabras para el testimonial de nuestra querida amiga, la Súper Milagros Senprún… Toda una institución en la Cusib!!!

Mi respuesta al reto fue rotunda e inequívoca, mas no sin generarme un estrés al contestar: SÍ!!!!! Por supuesto!!!

Querer… indudablemente que quería!!!!

Poder… para ser sinceros no era el momento más holgado de mi vida, en cuanto a tiempo disponible, para encarar ese compromiso a la altura de lo que ella se merece, pues con la proximidad de la llegada de mi nieta tenía entre manos varios proyectos que me tuvieron de cabeza… Pero… valía la pena hacer un break  a mi locura porque mi Gran Amiga se ha hecho merecedora de mi atención y mi cariño… ese que trasciende las barreras de cualquier enredo en el que me meta…

Es un honor que me lo hayan propuesto, y un orgullo tener la oportunidad de hablar de ese entrañable ser humano, e intentar con mis palabras agradecerle las suyas presentando recientemente mi testimonial!!!

Quiénes, de los que la conocemos y tenemos la fortuna de haber compartido espacios y vivencias con ella, no la tienen identificada como una amiga genuina e incondicional??? Estoy 1000% segura de que ese es un conjunto vacío!!!

Milis… Monina… Comadre… en mi caso particular!

Siempre lista para ayudar a cualquiera que lo necesite!

Siempre presta a brindar su amistad y palabras de ánimo o consuelo!

Siempre con una sonrisa en la cara, y esa bondad y actitud dispuesta que la caracteriza.

La vida hizo que nuestros caminos se cruzaran, y prácticamente podemos decir que desde el momento que nos conocimos (finales de 1977 cuando yo entré en la Cusib) empezamos a transitar, tomadas de la mano, por el mismo camino.

Si hay algo maravilloso que tengo que agradecer a la CUSIB es el haberla conocido pues ella está ubicada en uno de los primeros peldaños de mi escalera de la fortuna.

Creo que lo nuestro fue amor y afinidad a primera vista pues aunque somos de carácter bastante diferente tenemos principios y valores totalmente coincidentes y eso nos acercó de inmediato.

En la época en que empezamos a tener nuestros hijos comenzamos a unirnos más y más, y a causa de esa cercanía empezamos a intercambiar ahijados convirtiéndonos en Comadres Múltiples y bidireccionales.

Sus 3 hijas, Georgi, Valenti y Ale, aparte de mis ahijadas (a Valenti la adopté como mía pesar de no serlo oficialmente), son como si fueran mis sobrinas carnales, y así lo sienten también mis 3 hijos, pues crecieron juntos y todos se consideran primos!!!

Muchos bautizos, cumpleaños, paseos y reuniones sin motivo específico adicional al querer celebrar el estar juntas. Es mucho lo que hemos compartido, gozado, reído y hasta llorado juntas…

Todo eso sin contar el sin fin de ensayos, conciertos, viajes y proyectos que hemos emprendido en conjunto!

Milis es una persona de ideas firmes y carácter enérgico cuando se trata de defender sus posiciones o apoyar una causa o persona que ella considera justo secundar. Es solidaria, noble y fiel a sus convicciones.

Inocente???… Ingenua???… no sé cuál calificativo le viene mejor, lo que sí sé es que nunca piensa mal de nada ni de nadie porque su mente es generosa y pura…

Se ha hecho famosa por ser medio despalomada y con escasa o ninguna malicia… Tanto así que muchas veces hay que explicarle los chistes… Cuando se ¨cae de la mata¨ se ríe de sí misma y de su candor!

También se caracteriza por ser muy habilidosa con las manos!!! Es una artista en todo tipo de manualidades!!!

Todo lo que toca lo transforma en algo especial!!! Le encanta hacer ¨pirinculines¨ (palabra muy suya que significa cositas lindas y curiosas) con cartulinas, foami, cintas, marcadores y cualquier material que le caiga en las manos.

Son famosas sus tarjeticas de presentación para los regalos de las piñatas… se las hizo a mis hijos y ahora le acaba de regalar unas preciosas a mi nieta!!! Con su sello inconfundible de buen gusto e impecable ejecución!!!

Es también muy detallista y SUPER organizada!!! Si quieres datos precisos sobre algún evento pasado, solo tienes que preguntarle a Milagros que, aparte de su buena memoria, cuenta con una cantidad de cuadernos y libreticas en las cuales de seguro tiene anotado ese específico elemento que necesitas desempolvar…

Milis ha sido cómplice y compañera en todas las locuras en las que me he metido…  Hasta el punto de tener que pedirle que me haga entrar en razón cuando el lío en el que considero meternos (en plural porque siempre sé que cuento con ella!!!) es demasiado descabellado…

Sin ir muy lejos, hace muy poco, al verme atorada y estresada con los preparativos para agasajar la llegada de mi nieta, se vino para mi casa junto con Rosina para hacer gala del comadrazgo y meterle el pecho a la ejecución de todas las cositas que decidí hacerle y que el tiempo se me hizo corto para culminarlas. Fueron tremenda ayuda!!!! Como siempre!!!!!

Ahhhh… Y casi olvido su predilección por el color morado!!!

Desde siempre ha sido su color preferido y no tiene secretos al respecto… nos regala todos los días un corazón morado con su saludo mañanero que la define y personifica!

Nota de Google: El color lila es el color de la generosidad, propio de personas cuidadosas. También es reflexivo. También está relacionado con conceptos como la elegancia y también con la extroversión, la empatía y el cuidado de los demás. Conceptos que la retratan!!!

Le pido a Dios que nuestros caminos sigan entrelazándose y transformándose siempre en uno solo y podamos continuar por muchos años disfrutando de la amistad entrañable que compartimos y disfrutamos!!!!

Gracias Monina por ser mi leal y siempre presente amiga!!!!


HOY es tu día, Tati

Por Yara Kira Meza Senprún

Desde niña, añoraba cada cumpleaños en la casa de mis abuelos, aún más si era el cumpleaños de Tati … Mili… la Senprún, como ustedes la conocen… mi Tía querida… la acompañaban sus amigos de la coral  y al momento de cantar el cumpleaños, era tradicional para ese grupo, comenzar con una armoniosa pieza musical, que hasta ahora luego de más de 50 años, sigo recordando y cantando en serenata a mis amigos cuando cumplen años…

“Hoy es tu día de gracia y luz… que lo celebres pretendo yo…” 

Escuchar cada voz, cada nota, dirigida magistralmente por el propio Alberto me llenaba los ojos de lágrimas y deseos de cantar como ella, con tanto sentimiento y precisión… cada oportunidad que tenía de poder escucharla, iba aprendiendo cómo cantar, cuándo entrar, cómo seguir la dirección.

Tati disfrutaba muchísimo de eso, sólo hablaba de sus compañeras, sus amigas inseparables hasta hoy día.

Cada vez que viajaban para cantar, era un sueño escucharla describir cuánto había conocido, y cómo se había sentido al cantar en esos lugares… lo más chévere era escuchar las anécdotas… desde que tengo uso de razón, cantar para ella es su vida… su bálsamo cuando está triste, su escape cuando está molesta… su alegría para vivir.

Ella cuenta que mami fue su ejemplo.  Y que como yo, Tati disfrutaba mucho al escucharla cantar, y tocar el cuatro en esos cumpleaños o en las reuniones familiares… su amor al canto coral ha sido mi herencia en vida… por ellas, es que yo aprendí a cantar..

Doy gracias a Dios todos los días, porque en Tati, también tengo ahora la voz de mi madre acompañándonos desde la inmensidad.

Todo lo que te digan en tu Testimonial, seguro seguro, es poco.  


Mi querida Milagros…

Por Edna Ruckhaus

Rafael Alberti, al comienzo de su exilio, escribió en París la poesía La paloma.

Acerca de esta poesía, Alberti luego comentó: “una de aquellas noches, de las más solitarias, poseído de no sé qué extraños impulsos, comencé a escribir una canción, cuyo comienzo era Se equivocó la paloma. /Se equivocaba ….. No comprendía yo cómo en aquel sumergido estado de angustia en que me hallaba me había podido salir una canción como aquella. La leí, la releí, no hallándole ni el más remoto rastro del estado que me invadía  … Abriéndose vuelo entre los cielos y campos de muerte que arrastraba conmigo, aquella paloma había llegado hasta mis manos, traspasándola con aire de escritura a una hoja blanca de papel que tenía sobre la mesa …”[1].

El argentino Carlos Guastavino musicalizó el poema llamándolo Se equivocó la paloma, que también han cantado Mercedes Sosa, Ana Belén, Joan Manuel Serrat y muchos coros, entre ellos el coro de la Asociación CUSIB Global.

Nuestra Asociación es resultado de la Diáspora de venezolanos: tenemos hoy en día la necesidad, más que nunca, de apoyar a la comunidad de coralistas de la Universidad Simón Bolívar dispersa por el mundo entero y de llevar a cabo proyectos juntos.

CUSIB Global es una manera de contar nuestra historia[2].

Pero volviendo a la canción con la que muchos de nosotros nos identificamos, como emigrantes nos invade una variedad de pensamientos y algunos tienen que ver con la equivocación o la confusión. Dejamos atrás a la familia, nuestros recuerdos del lugar donde crecimos, estudiamos y trabajamos y dejamos atrás a nuestros entrañables amigos y sobre todo a nuestros amigos coralistas.

Cuando emigré hace casi nueve años dejé con pesar en Caracas algo que tiene nombre y apellido, se llama “Milagros Senprún”.

Separarme de Milagros es parte de esa confusión que me ha hecho perder algo de rumbo, pero cada tanto cuando nos comunicamos el rumbo se vuelve a enderezar… Yo sé que su nombre legal es “Milagro” pero por alguna razón para muchos de nosotros se llama MilagroS, en plural.

Su persona es una expresión de muchos milagros: el ser a la vez bondadosa y firme, el de esa actitud ingenua y al mismo tiempo positiva ante los avatares que la vida le ha presentado y el estar en situaciones difíciles y aún así ser el bastión de su familia.  

Me considero afortunada de haber estado muy cerca de Milagros en los últimos años.

Ese compartir no se puede deslindar de uno de mis amores que también dejé atrás con mucha nostalgia: la Coral Ave Fénix. Gracias a Ave Fénix, durante años, compartimos al menos una vez a la semana la actividad que nos apasiona: el canto coral.

En esos años compartimos también muchas alegrías y no pocas tristezas, siempre unidas y formando parte de esa comunidad de coralistas que ha logrado grandes proyectos. CUSIB Global no se había gestado aún y podemos decir que Ave Fénix es una de sus semillas, primero porque es un proyecto creado por el Maestro Grau para sus coralistas de la USB, y luego porque ya desde el 2003 existe como asociación registrada legalmente en Venezuela.

Milagros tuvo y sigue teniendo una participación muy importante como miembro fundador y como parte de su Junta Directiva.

Finalmente, quisiera hablar de su familia. He visto a sus hijas crecer hasta ser unas mujeres muy especiales y de una gran entereza heredada de su mamá. He estado en muchos de los festejos de Las Comadres y a veces aparezco coleada en alguna foto.

Nuestro reencuentro en el 2022 en el evento “Voces que Abrazan” de CUSIB Global ha sido uno de los momentos más felices de mi vida, y así espero que sigamos cerca, aunque estemos a muchos kilómetros de distancia. Nuestra amistad es uno de mis tesoros más preciados.

 ¡Me faltan palabras para expresar mis sentimientos de amor y admiración por mi querida Milagros!


[1] https://www.estandarte.com/noticias/libros/poesia/se-equivoco-la-paloma-de-rafael-alberti_4250.html

[2] Texto tomado de la conferencia “Bound for Life by Choral Music: the CUSIB Global Case” presentada en el evento “FIU Latin American Choral Festival: Our Voices, Our Roots”.


Agudas, graves, esdrújulas

Por Milagros Valentina Sequera Senprún

  1. Caracas. Suena el teléfono. Ring. Ring.
  • ¿Aló?
  • ¿Ale?
  • No.
  • ¿Milis?
  • No, jaja.
  • ¿Georgi?
  • Es Valenti.
  • ¡¡¡Valenti!!! ¡Hola! Perdona. Es que suenan todas igualitas.

Y si, en casa de las Sequera Semprún, todas hablamos con la misma melodía de mi mamá. Hasta yo misma, a veces, distraída, presiono las notas de voz y me cuesta darme cuenta de quién es quién. Sólo ahora, una que otra palabra y uno que otro tumbado, suena a que no vivimos en el mismo lugar, en la misma casa, confundiendo a los inocentes que llaman por teléfono.

Mi mami es toda música. Sería difícil escucharla en una conversación cotidiana y no sacarle alguna frase musicalizada o una historia que no comience con… “Cuando estábamos en el coro…”

Agudas

Cuando estábamos en el coro de los pequeños cantores teníamos alrededor de 5, o 6 años. íbamos a los ensayos, a clases de música, a clases de cuatro, a conciertos propios y de los adultos.

Si me preguntan qué recuerdo con más claridad, debo confesar que lo primero que me viene a la cabeza es la picazón que me daban las medias panties blancas del uniforme del coro; el estuche pesadísimo del cuatro y las colas terribles que nos agarraban regresando a la casa.

En el camino, escuchábamos las historias de los pequeños cantores de mi mamá y esas amigas que mencionaba con nombre y apellido como si así pudiésemos reconocerlas. Cristina Applewhite, donde quiera que estés, sé dónde vivías en la infancia.

Pasó mucho tiempo antes de que me hiciera la pregunta de por qué hacíamos todo eso; y pasó mucho más tiempo antes de descubrir la respuesta.

Creo que las mamás no pueden evitar las cosas malas o fastidiosas que les pueden pasar a los hijos y por eso, en lugar de eso, les dan regalos. Minúsculos tesoros encontrados en sus propias vidas, que las han ayudado a vivir mejor. Mi mamá nos regaló la música y miles de historias que comienzan como las de ella, en el coro.

Graves

“ Cuando fuimos a Varsovia”….

Si usted es hijo de alguno de los del coro y ha escuchado algún cuento de la gira, por favor: levante la mano.

Un frío espeluznante. Jeans que se congelaron luego de haberlos lavado. Postguerra. Comida contada. Y todo dicho de una manera tal, que yo he pasado mi vida soñando con ir a Varsovia, preferiblemente en invierno a comprar sweaters que duren para siempre.

Cuando escuchaba estas historias, conocía a todos los involucrados. Mi padrino, tu madrina, su madrina y el padrino del otro. Pero cuando uno es chiquitico, imaginarse que los grandes fueron chiquitos y que vivieron y rieron antes que uno, no tiene sentido.

“¿Que mi padrino qué? Umjuuu… suena a cuento.

Los veía siendo padres, siendo adultos; no como parte de un grupo de jóvenes aventureros unidos por notas musicales y un director empedernido. Hasta Ave Fénix. Hasta que regresó a nuestras vidas él “hoy tenemos ensayo” y “el domingo hay concierto”.

Nunca he visto a mi mamá más viva, más enfocada, más contenta, que con sus amigos del coro. Pre, durante y post concierto.

Esdrújulas

Cuando estaba en sexto grado, quién sabe por qué, tuve un período en el que me dió fastidio estudiar. Si me lo preguntan ahora creo que podría ser el mismo período en el que me peleé con Yesmar porque decía que el diablo existía. Pero bueno… El caso es que regresé a casa un día con varios ceros en mi bandeja y notas de la maestra diciendo : “la niña está con la cabeza en las nubes”.

Mi mamá rápidamente tomó cartas en el asunto. Aunque no sé si le conté lo de Yesmar o el hecho de que hizo que los otros niñitos no me hablaran. Pero la parte de las notas, sí que la recuperamos. Me explicó, me ayudó a repasar y me hizo unos cuadernos forrados de amarillo en los que me explicaba con detalle porqué había fallado en mi exámen de lengua. Las reglas de acentuación.

Mi mamá es coro y es esto. Cartas en el asunto. Olor a torta de navidad. Asado negro de impacto. Libros de recetas para cada una con detalles al pie de la letra del tipo: “una pizquita de azúcar”. Pon “carita feliz”. Café con leche. Chocolate caliente. “Cónchale”. Pirinculines. “Dios mío dame paciencia” y “¡A comer!!!”

Y entre recuerdos y melodías, nostalgia, tristeza y alegría, recuerdo todos los días. Agudas, cuando terminan en n, s o vocal. Graves, cuando NO terminan en n, s o vocal. Esdrújulas, como mi mami, siempre.

MV Sequera Senprún


Milis: Ingeniera de Carreteras.

Por Jorge Sequera Ojeda

En CUSIB Global, muchos somos ingenieros y muchos de la Simón. Y son menos los egresados de la Central. Ingenieros Civiles, igual son pocos que yo sepa.

Luz Marina Acuña, famosa por lo calladita que es,  Nuestro Salomón Cohen- El grande, y Milagro Senprún  Atencio.  (Milis para todos) – Milis se graduó en la UCV.

A esta chica – la Senprún – la conocí en las filas de las contraltos de la Coral. Nos regalamos tres hijas, que son nuestro orgullo. Georgi, la odontólogo –  Milagros Valentina – que la conocemos como Valenti, y Alejandra – que es Alita. Con padrinos y madrinas cusibistas.  Como andan regadas por el mundo – entonces son Cusib Global en todo rigor.

Milis es bien conocida por sus quesillos, sus pirinculines, su afición por las manualidades y su desprendido afecto por sus comadres, y compadres.  Y muy reciente, por Leíto – nuestro nieto que vino a  nacer en Roma, cuando Valenti al final se decidió a estacionarse y encontrarse con  un napolitano.

A mí siempre me asombró lo poco conocida que es su faceta de Ingeniero – en parte porque ella misma de eso ni habla. Pero yo lo vi.

Su especialidad es Vialidad y ella lo llama “carreteras” como la de Aldemaro. Construcción de carreteras y puentes.

Como Ingeniero del Ministerio de Transporte, le tocaba mirar vías y caminos, donde aún solo habían matojos, montes y culebras.  Sus planos no eran cuadritos ni pequeños. Eran grandes extensiones de terreno, armados de irregularidades concéntricas que suponían una descripción material del terreno en estudio. En aquellos jeroglíficos estrambóticos, ella podía trazar y definir, por donde irían posteriormente las avenidas y las autopistas.

Así vi crecer a Margarita. Recuerdo vívidamente, cómo se marchaba de madrugada, bien en avión, o en coche- e incluso en helicóptero desde La Carlota, a recorrer Macanao desde el aire, y dibujar junto al equipo de trabajo, lo que podría ser un nuevo enlace vial, con la moderna y avasalladora Porlamar, que quedaba al otro lado de las Tetas de María Guevara.  Estoy seguro que ella sigue creyendo que eso era un trabajo fácil y que ella, en realidad, no hacía nada.

Al cabo de años, vi cómo modernas autopistas comenzaron a rodear a la isla, y se podía uno dar un paseo en coche, subiendo por Pampatar hasta Playa el Agua, pero bajar por el otro lado hasta Juan Griego, o incluso, seguir hasta La Arestinga. Y esa vuelta también la podías dar en Macanao, subiendo por Boca de Rio, hasta bordear la costa y volver al sur, hasta las playas llanas de Punta Arena.

Como bien saben ustedes, embajadores en el mundo, cada carretera o autopista, venía con un número de puentes añadidos, que también debían ser diseñados y calculados.

Siempre volvía con pirinculines. Algunas veces eran tomates margariteños gigantescos. Siempre traía algo.

En el Ministerio tenía un grupo de amigos, que el tiempo y la distancia atenuó porque ellos no tenían una coral.

Con las niñas ya en el Colegio, terminó primero ayudando y luego trabajando en el Colegio San Luis. Y allí se convirtió en la Reina y Señora de las Carteleras diferentes. De las carteleras que la gente espera para ver que dicen. (Igual que nuestros bloguetines – solo que en aquella época la gente no daba likes, sino que hablaban maravillas de la cartelera).

Esto de que Milis es ingeniero civil, lo saco a colación – porque también significaba para mí un plus. Cada vez que se iba de madrugada, me quedaban a mí algunas labores básicas del hogar. NO es que fueran complejas. Casi todas las iba desempeñando entre sus instrucciones y mi instinto youtubero. Pero la que realmente me resultaba imposible de asumir era peinar a las tres niñas y ponerles un lacito en la cabeza.

Es que no era cualquier lacito – aunque cualquiera hubiese sido difícil. Eran los lacitos de las hijas de Milagros. Ordenaditos. Alineaditos. Combinaditos, Ajustaditos. Todos los itos, que salían de sus manos primorosas.

Recuerdo que siempre intuían las madres, compañeras y profesoras si Milis andaba de comisión.  Apenas pisaba el colegio con mi pequeño ejército femenino los lacitos me delataban.

Ella es una madre espectacular – gracias a Dios.

JSeq


CONCLUSION

Desde el Proyecto Documental queremos dar las gracias a nuestros colaboradores. Se puede trabajar de maravilla, si siguen siendo muchos los que quieren hacer aunque al final, vayamos produciendo lo que el tiempo nos concede. Este video que presentamos ahora tiene el aporte original de Miguel Astor en la música.

Si despues de verlo, le desean dar un LIKE (“Me gusta”), le estaremos agradecidos.



APENDICE

“Como si fueras Rosa de Sal”

Notas al voleo de Miguel Astor sobre la MÚSICA del Video Testimonial

“Como si fueras Rosa de Sal” (2021) Música: Miguel Astor. Poesía: Pablo Neruda.
Dedicado a la memoria de la maestra Modesta Bor. Cantoría de Caracas, Miguel Astor, director.
Partitura disponible en: https://www.lavozmusicpublishing.com/…
ENLACE: https://youtu.be/h8Wn8Ur5y7o?si=QFO_wD88xhzJ-FzV

LETRA:

No te amo como si fueras rosa de sal, topacio
o flecha de claveles que propagan el fuego:
te amo como se aman ciertas cosas oscuras,
secretamente, entre la sombra y el alma.

Te amo como la planta que no florece y lleva
dentro de sí, escondida, la luz de aquellas flores,
y gracias a tu amor vive oscuro en mi cuerpo
el apretado aroma que ascendió de la tierra.

Te amo sin saber cómo, ni cuándo, ni de dónde,
te amo directamente sin problemas ni orgullo:
así te amo porque no sé amar de otra manera,

sino así de este modo en que no soy ni eres,
tan cerca que tu mano sobre mi pecho es mía,
tan cerca que se cierran tus ojos con mi sueño.

La grabaron como coro virtual, porque unos gringos quisieron publicarla y me pidieron que consiguiera los derechos de Neruda con la Fundación que los administra en Chile. Y esa gente me pidió además de la partitura un demo con voces cantando. Dieron el visto bueno y la obra se publicó. Ojalá se venda mucho.

Y claro, en producciones de bajísimo presupuesto. Que es donde se justificaría, pero siempre es mejor que las cosas las toquen músicos reales. Pero de aquí a que a algún coro le interese cantar algo de esto, pasarán más de mil años, y yo tendré un kilo de tierra encima. Y yo quiero escucharla ahora, por lo que me conformaré con los demos (es mucho más de lo que tuvo Modesta, o Estévez, por ejemplo).

image_pdfimage_print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *