Recuerdos de un ayer

“UN CORAZÓN FELIZ”
CONEXIONES MÁS ALLÁ DE LA MÚSICA
REPORTA: Margarita de la Iglesia

Tengo increíbles recuerdos de la gira del 80. Uno de ellos es el de un grupo de nosotros que, camino a visitar una de las atracciones en la parte vieja de la ciudad, en el pueblo medieval de Vaison la Romaine, nos detuvimos a conversar con dos amables señoras que estaban asomadas a la ventana. De inmediato se estableció un bonito vínculo, al punto que nos invitaron a su casa para tomar café y deliciosos pasteles. Una de ellas estaba de visita por las vacaciones de verano para disfrutar del Festival que nos había llevado hasta allá. Continuamos escribiéndonos con ambas por varios años. Luego perdí contacto con ellas, estarían ya muy viejitas hoy, pero las recuerdo con mucho cariño.

También hice amistad con una muchacha de la isla de Guadalupe que estaba participando en las “choralies” por su cuenta. La ultima vez que nos vimos al final del festival, me regalo una bufanda de seda que ella siempre llevaba puesta. Todavía la tengo y la uso en la primavera como una prenda muy especial. Yo le di a cambio mi franela de la CUSIB, lo que la hizo muy feliz.

Otro recuerdo interesante de ese viaje es nuestra primera noche en Vaison La Romaine. Nos concedieron el honor de participar en el primer concierto oficial en el teatro romano, si la memoria no me falla (por favor avisen si estoy equivocada), junto a un grupo griego dirigido por el maestro Mikis Theodorakis. Fue una noche inolvidable y tuvimos un gran éxito.

En una nota mas informal, creo que ¡nunca he comido tomates más deliciosos que los de la ensalada que servían en el comedor de Vaison La Romaine!

Un fuerte abrazo a todos, y gracias por crear un espacio para estos recuerdos 🙂

NOTA DEL EDITOR: Agradecemos a Margarita por compartir sus recuerdos vía Cuéntanos
La mejor forma de revivir tantas de gratas experiencias compartidas en los años de actividad en la CUSIB