Somos la canción del nuevo mundo…

Despedimos esta serie de Bloguetines dedicados a VOCES QUE ABRAZAN y la recopilación de impresiones y afectos de los asistentes.

Hoy con la emocionante participación de nuestros maestros fundadores, un hijo y un nieto. Todos Grau Guinand. También una benefactora muy especial, Morella Grossmann quien nos escribe para compartir con nosotros su visión desde el público y terminamos con algún otro atrevido.

Con la nostalgia de lo vivido, pasamos a la esperanza de lo que soñamos. Y nos preparamos para el futuro. Para lo que viene.

Gracias muy especiales a todos los que se animaron a contarnos como nos vieron en ese precioso escenario de la Complutense.

Retomamos nuestra misión de contar nuestra historia, de documentar nuestras vivencias y de pedirles que se animen a participar con las experiencias que cada uno puede narrarnos a su manera.

Tenemos una previsión de los próximos bloguetines. Ninguno totalmente terminado esperando que se animen a agregar algo en esta historia que pretendemos escribir entre todos.

Tus comentarios

Una pequeña solicitud: Nos gustaría que nos hagan saber sus impresiones (algunas tan espectaculares) sobre estos bloguetines, y para que no se desvanezcan en la dinámica de los chats te pedimos que lo dejes justo aqui abajo, en la sección de comentarios, para que permanezcan por siempre.

Nos seguimos viendo. O leyendo. Nos seguimos.


Luis Grau y Verónica Azpúrua de Grau

Fue un concierto muy conmovedor, cargado de emociones al ver a tantos coralistas que vinieron de todas partes del mundo a reencontrarse y rememorar las mejores épocas y los mejores momentos de cuando todos formaban parte de los Coros de la USB y otros coros de Alberto y María. 
Esa emoción la lograron transmitir al público con sus voces y las piezas que cantaron, en un programa variado y muy alegre. Pero sobretodo nos sobrecogió la emoción al ver dirigir a Alberto y María, los Yayos, con tanta pasión.

Nuestros hijos disfrutaron mucho este concierto inolvidable, quedando el entusiasmo y la promesa de volverse a reencontrar!

Yaya …
ese concierto fue muy emocionante!

Las canciones se me metían en el corazón y me hacían saltar de la silla! “

Pablo Grau Azpúrua

Pablo Grau Azpúrua

Con Pablo, iniciamos una etapa, que esperamos llenar por muchos años y muchas vivencias. Es el inicio de la Tercera Generación en nuestros Bloguetines, y por eso, queremos dar una especial Bienvenida para siempre a este pequeño representante de todos los nietos Globales.

Pablo Grau Azpúrua


Morella Grossmann

Presidenta de la Fundación MMG

“La Fundación MMG se dedica a apoyar a niños y adolescentes venezolanos en tres áreas de acción: DIABETES, MÚSICA y EDUCACIÓN.”

Afortunada coincidencia de estar en Madrid y recibir la invitación para el encuentro de varias generaciones de coralistas de la Universidad Simón Bolívar que se presentaría en el Auditorio “Ramón y Cajal” en la Universidad Complutense de Madrid, sabiendo que esta iniciativa de “Voces que Abrazan” reuniría a la familia Coralista viniendo de distintos países y durante 45 años de actividad.

Gran emoción dominó el auditorio a sala llena para escuchar el esmerado y bien preparado programa, donde compartíamos felices con amigos que no veíamos en  tiempo, especialmente luego de la pandemia.
Siempre he admirado y acompañado la trayectoria de Alberto Grau y María Guinand, especialmente en Venezuela donde resido. Disfruto mucho su maestría y la magia que logran al dirigir.
Particularmente emocionante esta noche fue escuchar el himno de la Universidad Simón Bolívar, donde de inmediato se levantó el ex vice-rector Gerardo Tálamo, sentado al lado nuestro, seguido por mi esposo Oscar quien conmovido escuchaba lo que fuera su querida universidad de los años setenta, muchos del  público nos levantamos y así siguió un ambiente emotivo y lleno de recuerdos.
Gracias a organizadores, directores y coros por regalarnos estos momentos cargados de energía y pasión por la música, la amistad y la vida.
Bonito e inolvidable final uniendo voces en el canto común y escuchando a tres nietos de Alberto y María, sentados en la fila de atrás nuestro, aplaudiendo emocionados y orgullosos de sus abuelos. Felicidades!


Unidos trabajemos por el hombre

María Guinand

CUSIB Global es una realidad sorprendente. Cuando comenzaron las reuniones virtuales con Alberto en 2020 (yo le preparaba el zoom y lo dejaba allí conversando y por supuesto él no entendía que en el ‘zoom’ hay que pedir la palabra!!! no se puede interrumpir y mandar a callar!!! jaja!) nunca pensé que se materializaría una Asociación que trabajase  de manera tan eficiente para poder montar encuentros maravillosos, emotivos y musicales como los que hemos podido hacer, así como otros proyectos como este Bloguetín y el ProDOC (Documentales).

 No ha sido fácil llegar hasta aquí, como tampoco lo fue llegar a más de 50 años de canto coral en la USB… Pero cada esfuerzo bien articulado, hecho con verdadera pasión y sobretodo con esos valores contenidos y tan claramente expresados en la Canción del Nuevo Mundo ‘Unidos trabajemos por el hombre, la ciencia, la conciencia y la verdad, que de América nazca el Nuevo Mundo, regido por el signo de la Paz´  han sido el cemento que nos une en el planeta Tierra, no importa cuán distante estemos geográficamente.

María Guinand, Himno de la Universidad Simón Bolívar

Este II Encuentro fue una reiteración de este sentimiento real de afecto profundo que nos permite abrazarnos a todos los que hemos transitado este camino, pero también de afecto por Venezuela y nuestra vida juntos en los bellos espacios de la USB, la Universidad del Futuro.

A veces me pregunto, esos años fueron reales? o los soñamos? y la respuesta es fueron tangibles, reales, y aquí están en todos estos seres maravillosos que irradian energía y emoción cuando unen sus voces.

Ojalá podamos encontrarnos con muchos más!!! en los próximos años!

Como anécdota: cuando vi el video del concierto y cantábamos ‘somos la juventud, somos la aurora de un día que comienza ya  a nacer’ le dije a Alberto: bueno, todos estos pelos blancos o calvos ya no somos la juventud!!! y el día ya está a punto de atardecer!!!

Buenos los invito a que veamos una linda puesta de SOL juntos!

Los quiero

María

Alberto Grau y María Guinand

CUSIB Global: Un inesperado obsequio espiritual para mi música

Lamento no poder expresar mis sentimientos fácilmente con la palabra. Siempre siento que no me expreso cabalmente como quisiera; pero si intentaré hacerlo verbalmente.

CUSIB Global ha sido y será para mí el regalo más grande desde el punto de vista de un director de coros de mi edad, un inesperado obsequio espiritual para mi música, después de una vida rodeada de hermosos momentos de felicidad profesional y mucho afecto! 

Muchas Gracias

Alberto Grau

Si me pudieras querer…

Jorge Sequera Ojeda

Madrid siempre me deja apaleado. Porque es fácil caminar sin darte cuenta de los kilómetros hasta que la cama te devuelve el esfuerzo. Esta vez, lo volvió a hacer pero la verdad es que contribuí un poco.

Con la emoción del encuentro, dejé de tomar agua. Orlando me salvó después de verme trastabillar en los ensayos, y Rafael lo santificó con una prueba covid porsia. Pero era solo eso. Falta de agua.

Les cuento un secreto del ProDoc. A esa gente, no se le puede dar confianza. Tienen un proceso de explosión creativo inextinguible muy peligroso. Si se sientan a conversar de cualquier “hagamosalgo”, terminas con asignaciones, trabajos, horas y horas, grabaciones, videos y videos, cámaras. Cualquier textico se puede convertir en dos o tres Bloguetines, y cualquier videíto casero, termina en un documental de 100 horas de trabajo. Desconfíen desagente. Esas reuniones semanales de los lunes, son imperdibles e imparables.

Madrid era para tripearse el evento, y terminamos con 9 testimoniales y 277 gb de memoria duplicados en discos duros ad hoc. Unas cuentas horas de memoria y cuentos en la madrugada y la sensación espectacular de sentir que ojalá esto no se terminara.

Lo peor es el regreso. Porque al deshacer las maletas + tambor + el portátil, la mente vuelve y regresa sobre los días y las horas. Y las fotos. Y las ganas de instalarse allí, para siempre y construirse una nueva vida, mas cerca de la gente que siempre te ha querido, sin mayores condiciones.

Yo creo que sería feliz en Madrid. Sabría por primera vez dónde quiero estar. Y dónde quiero cantar. Y ya se, que tengo que tomar agua entre vinos, birras y cokes.

Al segundo día de vivir allí, me iría a ConSonante y le imploraría una esquinita de los bajos.

Quiero cantar con el José Mena sin el Grau observando, a ver si puedo colar alguna gracia. Quisiera ser una de esas voces suyas, seguirle los gestos y calarme sus regaños, que serían menos porque ya con los años me´nseriao. (Al fin..).

Quiero cantar ese bolero de Bola de nieve, que soñé en bailar cuando estaba detrás de unos telones, pegado a una pared, esperando la entrada de nuestro coro. Pero estaba nerviosillo y la parálisis no me dejaba mover.

Una persona como José, que es capaz de insertar ese “Si me pudieras querer”, tiene que resguardar un alma poética secreta y dichosa. No sé que pasaba en aquel momento del concierto, pero yo estaba que no cabía de felicidad. Probablemente, ya habría tomado agua. Por eso, creo que me iría a ConSonante.

Seguramente tendría que mover la hora de la siesta. Esos ensayos a media tarde, me chocaban con mi rutina de televisionar las noticias deportivas, donde siempre caigo exhánime de tanto perseguir el gol. Y como de paso, me perdí el taller de Laura (Gracias, Laura por tu taller), por culpa de ProDoc y ella se encargó de recordar a los que no fuimos, puse tanto empeño en sus instrucciones, que ya al terminar de vocalizar estaba cansado. Y solo pude replicar con cierto éxito, el esquema ese de los BOSTEZOS, porque a esa hora, me salían bastante naturales.

También le pediría a José que hiciéramos algo todos los años con CUSIB Global, así tuviéramos que nombrarlo ConSonanteGlobal. Para agregar algún tamborcito y extenderle el uso y la bitácora a mi cacharro. Incluso podría llevar el cuatro.

Quizá en ese ConSonanteGlobal, anual, ya no podamos pedirle a Alberto y a María que se vengan. Pero al concierto seguro vendrían. Si no hay cupo en los bajos, entonces me pido sentarme al lado de Alberto en el concierto para pasarle la bebida-que nos toque en ese momento.

Quiero dar las gracias especialmente a ConSonante. Y a José. Nos es solo un sueño que en algún momento piense en Madrid como mi casa. Es que el único sitio, donde he conseguido que puedo cantar en un coro, con alguien tan parecido como pudiera parecerse al Grau, aunque la verdad sea dicha la magia de Galicia no se embotella, y como Coralista, ya he alcanzado ese nivel peligroso donde me cuesta más aprenderme las piezas.

Vengo arrastrando el Himno USB, desde el año pasado en la cena de bienvenida. No había sido incluido y creo saber la razón.

Cuando pensamos en aquel reencuentro, nos venimos arriba cuando pensamos en experiencia, en años, en historia, en Alberto y en María. Compro entonces el mandato Mariano de cantar nuestro himno siempre que nos reunamos y yo pienso que en algún momento de las próximas veces, voy a lograr cantarlo sin que se me enfríe el guarapo, o se me derrame-más precisamente.

Todo lo que se construyó, se hizo, se tripeó, se disfrutó, se gestó, procesó, ensayó y se logró, nada hubiese sido posible, sin la institución que nos albergó: La Universidad Simón Bolívar.

Tenemos una deuda pendiente con ella, porque CUSIB Global tendrá sentido histórico cuando incorporemos a nuestro diario, la sensación de agradecimiento a nuestra madre del alma.

Junto a la histórica, debemos construir la plataforma institucional de CUSIB Global. Con grandeza. Con dedicación. Siempre será espectacular reunirnos para cantar. Pero esa explosión de energía, tiene que alimentarnos para construir una casa. Y tiene que alcanzarnos para organizar una casita bien bonita, ordenada, con los deberes bien hechos y con el índice más alto que podamos en promedio, conseguir todos juntos.

Pero, no podemos reunirnos jamás, sino cantamos el himno.

Algunas personas tienen magia de esta que ellos no saben que tienen y que transmiten. Como ese momento especial de Marianna cantando el solo milagroso del velero mundo. Te tiene que dejar callado, renovar ese momento unos 50 años más tarde, y revivir aquella juventud que sigues teniendo a pesar que algunas señales exteriores pueden indicar lo contrario. Te tiene que motivar la pasión que le pone el maraquero Global. Y sabes que estás a punto de explotar cuando ya la garganta la dejas en las fiesta post-concert, a punta de palos, gaitas, gritos hasta dejar la voz por allí y recuperarla unos tres días mas tarde, ya con tus meigas diarias en Galicia.

Cerca tenía a la chica Corry (Avigail) y a Salomón. Ella aprendiendo in situ de la experiencia variada de música espontánea venezolana. Y Salomón, pendiente de no soltar el agua que ya sabía debía tomar para seguir respirando. Dios te guarde Salomón 360 años ( 120 x 3= 1 x Cohen + 2 x Benaim) y podamos disfrutar de tu alma generosa y espléndida.

Pero ProDoc también tiene revelaciones inesperadas. Por ejemplo, descubrí que Marianna y José Mena estudiaron ingeniería electrónica hasta cuarto año. Que Mariflor guarda un sillón de los ladillados para que Eduardo (A+) se pueda sentar pacientemente. Que Ignacio tiene una misión en la vida y que habla bastante más y bien, de lo que parece, que Luisa tiene dos diapasones en casa, que Raimundo sabe como quitar un testigo de nevera, que Adriana parece más joven que cuando cantaba en la CUSIB, que Luz Marina se presenta a los testimoniales de la Coral y a los del Orfeón, que Margarita es meiga original, porque nació en la Coruña. (A terra dos Bexumeiros). Y que todos adoran y veneran al Señor de los Regaños porque hemos finalmente entendido que quiere perfección en lo que hacemos.

No he parado de pensar en el evento. Guardé las partituras, mi nombre. Un montón de manuscritos raros que supongo descifraré mas adelante si me acuerdo que los tengo. Me faltó el Noi de la Mare de despedida de los maestros. Y en medio de todo, agradecido por la oportunidad de haber estado y estaré al lado de tanta gente querida. Quiero mucho a mis compañeros. Pero estos nuevos, que no conocía, que Dios me pone cerquita, son una vaina. Y los quiero también.

Cambié el playlist de mi móvil. Ya los vozonos me tenían un poquito.

Jorge Sequera O. / Sept2022

image_pdfimage_print

2 Comments

  1. Marianna Caleca Reply

    Y el llanto emocionado continúa! Gracias por tomar el tiempo, energías y amor para seguir adelante con este documento!

    1. Equipo Proyecto Documental

      Gracias Marianna por dejar tus palabras en este espacio. Lo que hacemos es simplemente recoger lo sucedido y dejar constancia de su hermosura. Tú has sido una parte muy importante de todo esto porque has venido de muy lejos para compartir tu tiempo, energias, amor y tu voz … Gracias infinitas a ti

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *