Yolanda Ordónez: Un hogar para La Cantoría Universitaria Simón Bolívar

Presentación por:

Carolina Martínez Yépez

María Alejandra Avilán

Es un honor para nosotras presentarles este primer documental de la Cantoría de la Universidad Simón Bolívar, para continuar con el hermoso Proyecto Documental de los Coralistas de la Universidad Simón Bolívar, (ProDOC).

Además, nos resultó especialmente emotivo porque nos tocó entrevistar a una gran compañera y amiga. Yolanda Ordóñez, con quien nos unen fuertes lazos de hermandad, amistad y vivencias, dentro y fuera de Venezuela.

También fue la ocasión para armar un bochinche en mi casa en Hollywood, Florida, EE.UU., después de las persecuciones incesantes de Carolina y reunir a un grupo inolvidable: Euclides Gelder, Yolanda Ordóñez, Luis Salvador Hernández, David Zapata y María Elena Contreras.

Una ocasión para reunirnos

Queremos agradecer especialmente a Luis Salvador Hernández, quien se encargó de suministrar el equipo de filmación, además de ser el camarógrafo y esposo de la entrevistada y por supuesto, a los integrantes de ProDOC, mención especial a Rafael Márquez, quien acudió en nuestra ayuda y muy gentilmente nos orientó y nos brindó un gran apoyo moral, ya que ni Carolina ni yo en la vida habíamos hecho una entrevista, ni teníamos la menor idea de en qué nos estábamos metiendo y por supuesto a nuestro querido Hernán Herrero, el artífice responsable de que ustedes puedan disfrutar de este sentido testimonial.

Fue un día maravilloso, de muchos abrazos y risas, de ir recordando momentos vividos en la Cantoría con nuestra admirada Maestra María Guinand; y como Murphy no falla, tuvimos dificultades técnicas con el video y es por eso que verán dos entrevistas de Yolanda, esta segunda realizada en Miami, en casa de nuestro querido Carlos Ruiz.

Sin más preámbulo, les presentamos una breve biografía de nuestra entrevistada y dado que Yoly siempre ha sido una coralista muy querida, hemos incluido mensajes de cariño y anécdotas de quienes compartieron con ella esta hermosa época.

En Sartenejas
Concierto

BIOGRAFÍA

Yolanda nació en Caracas un 28 de febrero de 1960.  Es hija de dos seres humanos maravillosos de la región de Los Andes venezolanos, Miguel Ordóñez de Santa Ana del Táchira y Yolanda Avendaño de la hermosa ciudad de Mérida.

Yolanda Avendaño y Miguel Ordóñez, Mamá y Papá

Yolanda es la primera de cuatro hermanos, y esta posición en la familia le definió su rol de hermana mayor responsable y siempre pendiente de sus hermanos. Yolanda estudió primaria en el colegio Santa Rosa de Lima, en el Emil Friedman y en el Colegio Las Cumbres y el bachillerato lo cursó en el Liceo Urbaneja Achelpohl. Es en el Emil Friedman y en el Colegio Las Cumbres donde tiene su primer contacto con la música.

Yolanda creció en una acogedora casa ubicada en la Urbanización Los Campitos, con un patio lleno de árboles y con una magia muy especial, que posteriormente pasó a ser el punto de encuentro de los miembros de la Cantoría, cualquier excusa era buena: reuniones después de los ensayos, fiestas, cumpleaños, días feriados y demás.

Ingresó a la Universidad Simón Bolívar en el año 1978, y en enero de 1979 entró a la Cantoría Universitaria Simón Bolívar dirigida por nuestra querida María Guinand, en la cuerda de contraltos, voz en la que hasta hoy sigue cantando.

Participó en las giras que realizó la agrupación a Guanare, Ecuador y Estados Unidos y también formó parte del grupo que grabó el disco de la Cantoría en el año 1981.

Gira a EE.UU. en 1982, La Cantoría y La Coral se unen para formar el ORFEÓN Universitario Simón Bolívar

Yolanda se graduó de Ingeniero Electrónico y comenzó su vida laboral trabajando en la Universidad Central de Venezuela.

En el año 1994, junto a su esposo Luis Salvador Hernández, también coralista de la Cantoría Universitaria Simón Bolívar y sus tres hijos Salvador Andrés, Sebastián y Santiago deciden comenzar una nueva vida en Miami, EE. UU.

Yolanda, como buena coralista y amante de la cultura, ha participado en distintas agrupaciones corales del sur de Florida, entre ellas Entrevoces, Amazonia Vocal Ensemble y Butterfly Sounds y siempre ha apoyado a sus hijos en las distintas actividades deportivas y musicales. Muestra de ello es que Sebastián tiene una maestría en terapia musical y utiliza la música en la terapia que aplica con niños con dificultades de aprendizaje y Santiago es el director musical de Miami Senior High School, una escuela que data de 1902 con gran tradición musical. En la actualidad, Yolanda trabaja para la compañía American Airlines.

ANÉCDOTAS

Vamos a Casa de Yoly

Por Euclides Gelder

Recuerdo que la casa de Yolanda en los Campitos era el sitio de reunión de los coralistas de la Cantoría: después de los ensayos o los fines de semana, incluso, los días de semana, esa casa nos albergaba a veces hasta el amanecer, especialmente el día del cumpleaños de Yolanda, que eran unas fiestas apoteósicas, sin olvidar las celebraciones de Año Nuevo.

Era común escuchar: Vamos a casa de Yoly y ella decía, bueno, sí, vamos, y todos salíamos disparados y cada uno veía como llegaba…A veces llegábamos con Yolanda o incluso antes que ella. En esos casos o incluso si ella había llegado antes, su hermana María Fernanda, que era la anfitriona oficial, nos saludaba y nos preparaba un café muy bueno, conversábamos y entonces le gritaba a Yoly…Yoly ya puedes bajar, ya tus amigos tomaron café, y ella bajaba con la tranquilidad que siempre la ha caracterizado (…) Eso sigue siendo así en Miami, donde Yoly continuó con la tradición, y su casa sigue siendo sitio de reunión y encuentro de los amigos para cantar, compartir y recordar viejos tiempos.

Yoly para los amigos

Por Nestor Raúl López

Yolanda Ordóñez, Yoly para los amigos. La conocí en enero de 1980, cuando ingresé a la Cantoría. Gran contralto, compañera, hija, esposa, madre y amiga. Mujer de temple, pero también de un corazón enorme y solidario. Hablar de Yoly significa mucho para mí porque estuvo presente en una de las mejores épocas de mi vida, la USB, la Cantoría, las fiestas en su casa, el grupo de aguinaldos, el compartir en familia. El tiempo parece no haber transcurrido cuando me encuentro con Yoly y Luis Salvador, recordamos con risas los buenos y alegres momentos vividos, como si hubiera sido ayer.

Tres generaciones de amistad

Por Carolina Martínez Yépez

En el año 1979, con solo una semana de diferencia, Yoly y yo ingresamos a la Cantoría. Nuestra querida Maestra María Guinand estaba contenta porque en ese momento había pocas contraltos…Desde que la conocí, sentí una conexión muy especial con Yoly, su tranquilidad y la paz que transmitía me ayudaban a concentrarme en los ensayos y a dejar de pensar en mi idea de dejar la Universidad para irme a estudiar a Mérida con mis hermanos. En una de las tantas fiestas en su casa en Los Campitos, siempre llena de alegría y con la presencia de los encantadores Don Miguel y Doña Yolanda, Yoly me cuenta que su mamá es de Mérida y yo le contesto que mis padres estudiaron Odontología también en Mérida, cuento corto, resultó que Doña Yolanda y mi padre Juan Martínez habían sido amigos y compañeros de parranda y cuando conozco a Doña Yolanda, me dice: ah, tú eres la hija de Juancito, el pollo ronco (mi padre era un bajo profundo) y nos comenzamos a reír, me contó anécdotas de todos los amigos de Mérida y de los coralistas de la Universidad Central de Venezuela….Nunca olvidaré ese día.

Tampoco olvidaré nuestros viajes a Guanare y a Ecuador con la Cantoría y el viaje a Mérida persiguiendo a nuestros queridos amigos José Corona (Potino) y Mayrene Dávila que estaban de viaje de luna de miel… Qué recuerdos… Luego en Miami, nuestra amistad continuó y nuestros hijos tuvieron la oportunidad de compartir. Así, puedo decir que somos tres generaciones que se han unido por el amor a la música y a la cultura.

Testimonial de Yolanda Ordónez

Para terminar, les presentamos el video testimonial de nuestra protagonista.